La paradoja divina y la Ley Universal de Polaridad

LA ELEVACIÓN CONSCIENCIAL NO TIENE NADA DE FANTASMAGÓRICA

En el inicio del despertar consciencial se suele producir un fenómeno curioso que nos afecta a muchos en mayor o menor grado: la media sabiduría.

Me refiero con esto a estados mentales y emocionales que se expresan en una percepción un tanto, o muy, bañada de irrealidad.

En este periodo se manifiestan una falsa iluminación, una espiritualidad exacerbada – errónea ya de entrada en su concepto – y una fantasmagoría benevolente que experimentamos ante cualquier evento.

Durante este proceso todo es «mágico», vemos a Dios en y por todas partes y pretendemos conocer el nombre de nuestro querido Ángel de la Guarda para, así, poder comunicarnos mejor con Él.

Y, desafortunadamente, creemos que todo lo que sucede obedece irrefutablemente a la varita prestidigitadora del Universo, nuestros guías y la energía positiva que nos envuelve como un halo divino producido por nuestra alta vibración, adquirida a raíz de nuestro nuevo descubrimiento de la realidad.

Pero de momento no sabemos, ya lo averiguaremos más adelante, que esos estados mantenidos en el tiempo como verdaderos sólo conducen a una errónea situación mental denominada en El Kybalion como «media sabiduría».

Me temo que en muchos casos son ejemplos de ello la infame cantidad de sanadores, videntes y gurús que proliferan e infestan el mercado espiritual.

Aunque, aun sin pertenecer concretamente a estos ramos, he visto y veo mucha gente que asegura: «Yo es que soy muy espiritual».

Valga apuntar que también pasé por este proceso ilusorio y es en virtud de esa experienciacion y posterior aprendizaje que escribo esta entrada.

Pero veamos qué dice El Kybalion acerca de La paradoja divina.

LA PARADOJA DIVINA O EL ERROR DEL SABIO A MEDIAS: EL UNIVERSO NO ES, SIN EMBARGO ES

EL sabio a medias, reconociendo la irrealidad relativa de Universo, imagina que puede desafiar sus LEYES

Ese no es más que un tonto, vano y presuntuoso, que se estrellará contra las rocas y será aplastado por los elementos en razón de su locura.

El Kybalion.

Sin darse cuenta del error, el medio-sabio cree, de manera única y exclusiva, en un Universo mental absoluto sin adjudicar la menor importancia a la visión relativa del mismo.

Esto significa, sin más complicación, que, en función de la Ley Universal de Polaridad, la Creación toda goza de dos aspectos o percepciones que pueden contemplarse desde la óptica de una consciencia ampliada ya, son iguales en importancia para nosotros y así deben ser consideradas, percibidas y puestas en valor en el ámbito vital.

Estas dos realidades polares son:

1- REALIDAD ABSOLUTA DEL UNIVERSO

Podemos explicarla de manera sencilla y resumida: el Universo es una creación mental de El Todo.

Pero fijémonos que no tenemos ni idea acerca de la Mente infinita de Dios, por lo que ahí lo dejo ya que no puedo analizar a El Todo.

Sin embargo, si que nuestra mente limitada y finita puede discernir entre la realidad absoluta y la relativa, que es la que percibimos y la sometida a la Ley de Vida; por lo cual podemos concluir que aunque en términos absolutos el Universo es mental, en términos relativos tocamos de pies en el suelo de un planeta y vivimos en el mismo.

2- REALIDAD RELATIVA DEL UNIVERSO

Ésta es el objetivo de esta entrada del blog y en la que deseo hacer hincapié y desarrollar, por si acaso pudiera clarificar en algo la percepción equivocada que sobre el Universo poseen los que, como yo en su momento, aún siguen tocados por la sabiduría a medias.

Veámoslo.

Si bien es cierto que todo lo manifestado posee en su esencia la infinitud y la plenitud del Espíritu, el de Dios y el nuestro, no lo es menos que El Todo creó todo bajo la regulación expresa de unas Leyes.

Ateniéndonos tan sólo a esta premisa obtenemos el motivo suficiente que nos permite aseverar que nuestro paso por la materia hay que vivirlo con idéntica intensidad con que experimentamos la existencia en el aspecto espiritual.

Dicho de otra manera, es importante conocer e integrar que somos Espíritu experimentando en el plano humano.

EL UNIVERSO DEBE SER TRATADO COMO REAL

Entonces, desde la perspectiva del plano de correspondencia de la mente humana, la vida, las acciones y los pensamientos deben estar basados en este tratamiento real del Universo.

Esto debe ser así aun cuando se tenga conocimiento y un claro entendimiento sobre la realidad absoluta superior.

De otra manera creado el Universo, podríamos concluir que:

¿QUÉ PASARÍA SI EL TODO HUBIERA IMAGINADO Y CREADO UN UNIVERSO REAL?

Que resultaría desastroso para ese Universo, ya que en tal caso no podría ascenderse de lo inferior a lo superior al ser Éste una cosa fija, inmóvil, donde el progreso se haría imposible. Nos quedaríamos por siempre estancados en ese nivel.

El Todo no se equivoca nunca.

Y SI EL HOMBRE SÓLO CONSIDERASE EL UNIVERSO COMO UN SUEÑO..

Si el hombre lo viera solamente así, sin tener en cuenta la parte física del mismo, acabaría dando vueltas y vueltas en un círculo sin hacer el menor progreso.

Al final se vería obligado a despertar y a vivir por las Leyes Naturales que él hubiera olvidado o negado.

Por tanto es importante, como reza El Kybalion, conservar la mente fija en la Estrella pero mirando dónde ponemos los pies, no vaya a ser que caigamos en algún abismo.

Recordemos que el Universo no es, sin embargo es

No es porque es totalmente mental. Es como materialidad relativa destinada a la evolución.

Y recordemos los dos polos de esta Verdad, lo absoluto y lo relativo, huyendo de verdades a medias.

Desde siempre el Hermetismo ha incidido en la Polaridad existente en todos los aspectos de la Creación, haciendo especial hincapié en el tema de la paradoja divina referida a lo absoluto y lo relativo.

Esta paradoja, si no se entiende y reconcilia, lleva al hombre a pensar y actuar de maneras ajenas al sentido común.

De ahí nace la sabiduría a medias que hace creer al iluso que todo es un sueño y que no es necesario tomar partido en el juego físico del Universo ni en sus reglas.

CONCLUSIONES FINALES ACERCA DE LA PARADOJA DIVINA DEL UNIVERSO

1- Desde el punto de vista absoluto el Universo debe ser considerado como una ilusión, un sueño, en virtud de su esencia puramente mental, imaginando esta visión desde la óptica de El Todo y comparándola con Él.

Esta Verdad es aceptada por filósofos, metafísicos, científicos y teólogos, sin importar la creencia a la que obedecen.

Desde el punto de vista absoluto nada hay real, excepto El Todo.

(Refresca aquí la definición de El Todo en la entrada El Todo Universal, si lo deseas).

Pero este aspecto sólo muestra un lado de la cuestión, siendo el otro el aspecto relativo de la misma.

2- Desde el punto de vista relativo, observado desde nuestras mentes analíticas, el Universo es real y  así debe ser considerado.

Esto nos permite evitar el error de negar los hechos y fenómenos universales como parte de la Creación y esencia de su funcionamiento.

No olvidemos que nuestros sentidos dan fe de la existencia de la materia. Vemos, oímos, gustamos, olemos y sentimos al tacto, por tanto eso también forma parte de lo creado, aun cuando sea experimentado desde el punto de vista relativo.

Así observada se reconcilia la paradoja divina universal.

3- Las Leyes Universales no dejan de ser inevitables y firmes aun cuando nos movemos de plano en plano durante el transcurso de nuestra VIDA TOTAL y aun cuando el Universo sea una creación mental.

Todos estamos sujetos a ellas y se aplican a través de la percepción relativa que tenemos de lo creado, concretamente la materia en el grado que corresponda en cada plano.

No nos sintamos, pues, vulnerables, manipulados o abandonados a nuestra suerte en el juego universal. Más bien entendámonos sostenidos por la Mente de El Todo, el cual creó el Universo como escenario del gran teatro de la evolución.

Antes al contrario, al integrar este entendimiento acerca de la Polaridad de la Creación, se generará una sensación inefable de seguridad y calma.

En el Universo creado por El Todo vivimos, nos movemos y tenemos nuestro Ser.

4- Si los seres más elevados que operan en planos superiores, tanto que se encuentran en un sólo grado por debajo de El Todo, están sujetos a La Ley, imaginemos la presunción del ser humano que ha descubierto que el Universo es mental y concluye que las Leyes Universales son irreales en virtud de su naturaleza.

Craso error, ya que El Todo quiere que rijan estas Leyes y no pueden ser desafiadas o transferidas. Son y serán vigentes mientras exista el Universo, dado que el mismo existe en virtud de aquellas.

RESUMEN DE LA PARADOJA DIVINA DEL UNIVERSO

Así pues, resumiendo el tema, concluyamos, teniendo como base lo expuesto en las enseñanzas de El Kybalion al respecto, en que:

A- NO vivimos en un mundo de sueños, sino que lo hacemos en un Universo real aunque sepamos que esta realidad es relativa.

B- Nuestra misión en el Universo no es negar su existencia, sino vivir, empleando debidamente sus LEYES. La transmutación mental es la herramienta para conseguirlo.

C- Obremos y pensemos en razón de esta Verdad y evitemos, sobre todo tras el inicio del despertar consciencial, la falsa acepción de un Universo irreal, mágico y a nuestro servicio en materia de fenomenología; más bien veamos en el mismo EL ESCENARIO DONDE SE REPRESENTA LA GRAN OBRA DE LA VIDA.

Hasta pronto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Consultas