POLARIDAD la cuarta Ley Universal del Kybalion

Ley de Polaridad Kybalion

CUARTA LEY UNIVERSAL: PRINCIPIO DE POLARIDAD

Es la herramienta que permite crear realidades y evitar las no deseadas.

Desde mi óptica de evolucionante de a pie, esta Ley es para mi la más determinante en nuestras vidas.

Esto es debido a que cada cosa creada tiene dos polos opuestos a los que podemos acceder por y con voluntad propia (te suena ahora lo del libre albedrío?), cambiando así las consecuencias negativas de estar situados en uno de ellos (y esto te suena a la Ley de Causa y Efecto?).

En virtud de este principio es posible eludir los efectos del péndulo de la Ley de Ritmo, de la que hablo en su entrada propia.

Realmente es una maravilla esta Ley, aun cuando a veces resulta negativa porque no la sabemos entender. Posee una magia intensa por el hecho de descubrir cómo funciona y darse cuenta en qué polo estamos y, seguidamente, porque es posible cambiar todo eso.

De qué va esta Ley de Polaridad del Kybalion?

Simplemente reza que: TODO TIENE UN PAR DE POLOS OPUESTOS

Lo que significa que cualquier cosa creada tiene dos versiones extremas con un sinfín de grados intermedios. Dicho de otra manera, no hay nada que sea absolutamente verdad ni mentira.

Ejemplo de Ley Universal de Polaridad:

Si imaginamos el vaso de agua famoso y al visualizarlo tomamos como concepto principal el estado «lleno», podemos determinar que con poquísima agua en su interior el vaso está muy poco lleno; con más agua dentro está más lleno y a tope de agua está en el polo extremo lleno.

Asimismo, si tomamos el concepto «vacío» como principal, podremos asegurar que lleno estaría muy poco vacío y sin agua su estado sería el polo opuesto a aquel, es decir vacío totalmente.

Ley de Polaridad del Kybalion: el principio que cambia nuestra vida a voluntad

En función del grado de polarización en el que nos encontramos, vivimos la vida de una u otra manera

Es tan potente este principio que es capaz de crear el grado de «felicidad» o «desdicha» de los que podemos disfrutar, o disfrutar menos, en nuestra existencia.

De tal manera, podemos deducir por intuición que cambiando la polaridad en la que estamos enquistados dentro de un concepto vital determinado, estamos cambiando lo que ocurre en nuestra devenir diario.

Esto tiene mucho que ver con la Ley de Causa y Efecto, ya que al cambiar la polaridad de un concepto estamos creando también causas que producirán efectos distintos a los conocidos durante la estancia en el polo actual.

Todo ello es posible gracias a que todo lo creado es mental, energía, por tanto transmutabilidad. Debemos estar tan alegres y contentos por existir bajo estas Leyes, que realmente son dignas de dar las gracias al Todo por crear algo tan perfecto, tan sutil y potente a la vez.

Ley de Polaridad Kybalion: ¿Cómo polarizarse en el extremo opuesto para transmutar los efectos del actual?

Buena pregunta, porque ésta es precisamente la sabiduría que se precisa adquirir y la necesaria para crear realidades deseables frente a las no.

Muy sencillo: Dios nos ha dado la Voluntad, una poderosa herramienta de libertad

Así es. La voluntad es una energía gobernada por el Ser que es capaz de mover montañas, separar las aguas y cambiar la vida de las personas si, conscientes de su existencia, la utilizamos para cambiar la polarización de nuestra vida.

Desde esta aseveración podemos, con voluntad, transmutar los efectos que nos causa la polarización negativa de un concepto vital en pura dicha dentro de ese propio concepto.

No podemos transmutar frio en amabilidad o  pereza en generosidad, pero si que dentro de una misma cosa podemos convertir voluntariamente lo malo en bueno.

Ejemplo de transmutación a través de la Ley Universal de Polaridad:

Imaginemos por un momento una persona que siempre está sin dinero, aun cuando gana el suficiente para vivir cómodamente, y que conocemos su comportamiento habitual en el concepto conservación del dinero.

Si examinamos sus acciones cotidianas, de manera inmediata observamos que la mayor parte del dinero se le escapa en compras compulsivas y en juego, dando lugar a una polarización negativa extrema en el concepto apuntado.

Esto nos conduce a poder afirmar, aún sin ánimo de juicio, que mientras siga polarizada en ese grado extremo nunca va a tener dinero, gane lo que gane.

Ya tenemos el concepto claro y la certeza del grado de polarización. Ahora vamos a transmutar los efectos negativos de eso en algo mejor.

Para ello debemos analizar las diferentes acciones cotidianas que la conducen al gasto compulsivo y al juego, llegando a la conclusión de que las causas son las siguientes:

-1. recibo masivo de dinero (sueldo, por ejemplo) >> lo que le causa una sensación de abundancia que le hace pensar que puede gastar dinero en grandes cantidades.

-2. asistencia habitual a tiendas de su agrado para ver las últimas novedades (tecnología o ropa, por ejemplo) >> lo cual le produce un éxtasis que se culmina adquiriendo lo más de lo más aunque no lo necesite para nada.

-3. asistencia a locales de juego ( bingos, casinos o máquinas tragaperras, por ejemplo) >> que sostiene en su mente la idea de que puede recuperar lo derrochado con lo anteriormente expuesto y que acaba dejándole de nuevo limpio.

Todo esto, en sí mismo, no es ni «bueno» ni «malo», pero está demostrado que lleva por la calle de la amargura económica, mental y emocional a millones de personas en todo el Mundo.

Acciones para cambiar la polarización y transmutar los efectos a través de la voluntad

Seguramente que ya lo estás intuyendo, pero así de sencillo es cambiar de polo este concepto que hemos puesto como ejemplo:

1. abundancia >> disfruta de ella y da las gracias por tenerla a tu disposición para lo que realmente necesites, que va a ser maravilloso.

2. compra compulsiva  >> simplemente, cuando tengas mucho dinero no vayas a las tiendas que sueles visitar a menudo, vé cuando hayas satisfecho antes todas tus necesidades básicas.

2. juego o ludopatía  >> otra vez, simplemente no vayas a los sitios en que sueles jugar. Si las herramientas que permiten jugar están en esos sitios, no entrando en ellos no hay juego posible.

Todo esto aparentemente parece una bobada, posiblemente, porque son obviedades. Bien, es verdad, así es. Pero es que el Principio de Polaridad es obvio en su esencia y poderoso en su desempeño.

Tan poderoso que con una obviedad podemos cambiar, transmutar, una vida llena de precariedades y carencias de todo tipo.

¿Sabes dónde radica la causa del problema? En que nos cuesta una vida entera actuar obviamente.

¿Sabes por qué nos cuesta tanto eso? Porque no conocemos el poder real de la Voluntad.

Hasta la próxima.

1 comentario en «POLARIDAD la cuarta Ley Universal del Kybalion»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Consultas